Poema Epigrama de Ernesto Cardenal

Epigrama

de Ernesto Cardenal


De pronto suena
en la noche una sirena

de alarma, larga,
larga,

El aullido lúgubre
de la sirena

de incendio o de
la ambulancia
blanca de muerte,

como el grito
de la cegua
en la noche,

que se acerca y
se acerca sobre las calles

y las cosas
y sube, sube,
y baja

y crece, crece,
baja y se aleja

creciendo y bajando.
no es incendio ni muerte:

es Somoza


Analizar métrica y rima de Epigrama


Comentarios de Epigrama

comments powered by Disqus