Poema Muerte en Venecia de Meira Delmar

Muerte en Venecia

de Meira Delmar


A la muerte, en Venecia,
la llevan a pasear
como a una novia.

Por entre dos azules
la góndola luctuosa
                          se desliza,
revestida de lentos terciopelos,
y apenas se percibe
                          el leve golpe
de un remo y otro remo.

La sigue, despaciosa,
tal un jardín flotante,
la que porta el adiós
                           hecho de rosas
de los amigos.

Y cierran los dolientes
                          el cortejo,
que se pierde en el mar.
Los acompaña,
con un dedo en los labios,
el silencio.

No lejos la isla espera.

Tras el muro rosáceo
                           que la ciñe,
suben, altos y oscuros,
                           los cipreses.


Analizar métrica y rima de Muerte en Venecia