Poema Por tierras del sol y sangre V de Francisco Villaespesa

Por tierras del sol y sangre V

de Francisco Villaespesa

              V

El alba ciñe las primeras rosas
espejo de la mar bruñido,
y agranda las pupilas ojerosas
la expectación de lo desconocido.

El sol disipa el matinal celaje,
y los brazos se tienden doloridos,
ansiosos de acabar nuestro viaje
entre otros brazos al amor tendidos.

¡Zarpamos otra vez! En la borrosa
tarde se esfuma hasta el lejano monte...
La playa se va a hundir... Ahora, ¡quién sabe

en qué isla desierta y fabulosa
sus ojos sondearán el horizonte
esperando el arribo de mi nave!



Analizar métrica y rima de Por tierras del sol y sangre V


Comentarios de Por tierras del sol y sangre V

comments powered by Disqus