Poemas de Jorge Manrique

Jorge-Manrique
Nombre: Jorge Manrique
Nacimiento: Paredes de Nava,Palencia 1440
Muerte: Santa María del Campo Rus, Cuenca 24 de abril de 1479
Nacionalidad: España
Biografía de Jorge Manrique

Poemas de Jorge Manrique

Respuesta (A Guevara)  >> Poesía amorosa
Pregunta (A Juan Álvarez Gato)  >> Poesía amorosa
Canción Justa fue mi perdición  >> Poesía amorosa
Esparza Es mi pena desear  >> Poesía amorosa
En una llaga mortal...  >> Poesía amorosa
Canción No sé por qué me fatigo  >> Poesía amorosa
Ved que congoja la mía...  >> Poesía amorosa
Canción Con dolorido cuidado  >> Poesía amorosa
Canción Quien tanto veros desea  >> Poesía amorosa
Pregunta Entre bien y mal doblado  >> Poesía amorosa
Canción Es una muerte escondida  >> Poesía amorosa
Pregunta (A Guevara)  >> Poesía amorosa
A la fortuna  >> Poesía amorosa
Esparza Mi temor ha sido tal  >> Poesía amorosa
Ni vivir quiere que viva...  >> Poesía amorosa
Castillo de amor  >> Poesía amorosa
Escala de amor  >> Poesía amorosa
Diciendo qué cosa es amor  >> Poesía amorosa
Canción Cada vez que mi memoria  >> Poesía amorosa
Esparza Hallo que ningún poder  >> Poesía amorosa
Esparza Pensando, señora, en vos  >> Poesía amorosa
Pregunta Entre dos fuegos lanzado  >> Poesía amorosa
Con el gran mal que me sobra...  >> Poesía amorosa
Esparza Qué amador tan desdichado  >> Poesía amorosa
Esparza Yo callé males sufriendo  >> Poesía amorosa
Acordaos, por Dios, señora...  >> Poesía amorosa
Respuesta (A Gómez Manrique)  >> Poesía amorosa
Canción Por vuestro gran merecer  >> Poesía amorosa
Glosa «Sin Dios y sin vos y mí»  >> Poesía amorosa
Esparza Callé por mucho temor  >> Poesía amorosa
Coplas por la muerte de su padre 8  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 22  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 40  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 24  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 38  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 28  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 39  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 27  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 14  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 34  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 32  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 23  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 21  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 18  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 2  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 4  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 7  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 9  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 25  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 20  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 1  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 12  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 37  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 15  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 5  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 31  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 13  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 3  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 11  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 10  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 30  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 16  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 35  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 26  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 6  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 17  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 36  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 33  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 19  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)
Coplas por la muerte de su padre 29  >> Poesía moral  >> Coplas a la muerte de su padre (1494)


Poesías de Jorge Manrique preferidas de nuestros lectores


  • Castillo de amor



  • I

    Hame tan bien defendido,
    señora, vuestra memoria
    de mudanza,
    que jamás, nunca, ha podido
    alcanzar de mi victoria
    olvidanza:
    porque estáis apoderada
    vos de toda mi firmeza
    en tal son,
    que no puede ser tomada
    a fuerza mi fortaleza
    ni a traición.

    II

    La fortaleza nombrada
    está en los altos alcores
    de una cuesta,
    sobre una peña tajada,
    maciza toda de amores,
    muy bien puesta:
    y tiene dos baluartes
    hacia el cabo que ha sentido
    el olvidar,

    y cerca a las otras partes,
    un río mucho crecido,
    que es membrar.

    III

    El muro tiene de amor,
    las almenas de lealtad,
    la barrera
    cual nunca tuvo amador,
    ni menos la voluntad
    de tal manera;
    la puerta de un tal deseo,
    que aunque esté del todo entrada
    y encendida,
    si presupongo que os veo,
    luego la tengo cobrada
    y socorrida.

    IV

    Las cavas están cavadas
    en medio de un corazón
    muy leal,
    y después todas chapadas
    de servicios y afición
    muy desigual;
    de una fe firme la puente
    levadiza, con cadena
    de razón,
    razón que nunca consiente
    pasar hermosura ajena
    ni afición.

    V

    Las ventanas son muy bellas,
    y son de la condición
    que dirá aquí:
    que no pueda mirar de ellas
    sin ver a vos en visión
    delante mí;
    mas no visión que me espante,
    pero póneme tal miedo,
    que no oso
    deciros nada delante,
    pensando ser tal denuedo
    peligroso.

    VI

    Mi pensamiento -que está
    en una torre muy alta,
    que es verdad-
    sed cierta que no hará,
    señora, ninguna falta
    ni fealdad;
    que ninguna hermosura
    ni buen gesto,
    no puede tener en nada
    pensando en vuestra figura
    que siempre tiene pensada
    para esto.

    VII

    Otra torre, que es ventura,
    está del todo caída
    a todas partes,
    porque vuestra hermosura
    la ha muy recio combatida
    con mil artes,
    con jamás no querer bien,
    antes matar y herir
    y desamar
    un tal servidor, a quien
    siempre debiera guarir
    y defensar.

    VIII

    Tiene muchas provisiones
    que son cuidados y males
    y dolores,
    angustias, fuertes pasiones,
    y penas muy desiguales
    y temores,
    que no pueden fallecer
    aunque estuviese cercado
    dos mil años,
    ni menos entrar placer
    a do hay tanto cuidado
    y tantos daños.

    IX

    En la torre de homenaje
    está puesto toda hora
    un estandarte,
    que muestra por vasallaje
    el nombre de su señora
    a cada parte;
    que comienza como más
    el nombre y como valer
    el apellido,
    a la cual nunca jamás
    yo podré desconocer
    aunque perdido.

    X

    FIN

    A tal postura os salgo
    con muy firme juramento
    y fuerte jura,
    como vasallo hidalgo
    que por pesar ni tormento
    ni tristura,
    a otro no lo entregar
    aunque la muerte esperase
    por vivir,
    ni aunque lo venga a cercar
    el Dios de amor, y llegase
    a lo pedir.



  • Porque estando él durmiendo le besó su amiga


  • I

    Vos cometisteis traición,
    pues me heristeis, durmiendo,
    de una herida que entiendo
    que será mayor pasión
    el deseo de otra tal
    herida como me disteis,
    que no la llaga mi mal
    ni daño que me hicisteis.

    II

    Perdono la muerte mía;
    mas con tales condiciones,
    que de tales traiciones,
    cometáis mil cada día;
    pero todas contra mí,
    porque, de aquesta manera,
    no me place que otro muera
    pues que yo lo merecí.

    III

    CABO

    Más placer es que pesar
    herida que otro mal sana
    quien durmiendo tanto gana,
    nunca debe despertar.