Poemas de Josefina Pla

Josefina-Pla
Nombre: Josefina Pla
Nacimiento: Isla de Lobos España 1903
Muerte: Asunción Paraguay 1999
Nacionalidad: Paraguay
Biografía de Josefina Pla

Poemas de Josefina Pla



Poesías de Josefina Pla preferidas de nuestros lectores


  • Desde cuándo



  • ...¿Desde cuándo marchabas a mi
    lado,
    desde cuándo...? Tus pasos
    ¿desde cuándo, en la noche, aproximándose,
    ocultos tras de cada latido...? ¿Desde cuándo...?

    ¿Desde cuándo, en la noche, por los valles sin nombre,
    rastreando mi angustia?
    Y tras de cada puerta abriéndose, y de cada
    recodo el camino, ¿desde cuándo?

    ¿Desde cuándo tus sienes en las salvias
    del reposo tranquilo?
    ¿Desde cuándo tus brazos en los cálidos ramos
    del viril eucalipto, bajo las siestas altas?

    ...¿Y desde cuándo el pedregal desnudo;
    desde cuándo el desierto irredimible?
    ¿Desde cuándo la brasa los párpados;
    esta sed, desde cuándo?
    . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
    . . . . . . . . .
    ...¿Desde cuándo este siempre irrevocable;
    esta muerte creciendo, desde cuándo...?

    1953



  • Sueño


  • XV
    A María Delgado Rodas

    ...Sueño que fuiste impulso de mi latido,
    y alas en mi anhelar:
    Te mata la vida que nutriste,
    como la flor el fruto nacido de sus galas.

    Afán que me hechizaste de tan triste,
    pensamiento clavado
    en mis frágiles pulsos; estilete sutil:
    a esa punta que hincaste pereces, traspasado.
    Loco sueño disuelto en mi sangre febril:
    ¡esa sangre te ahoga!
    ...Morir te miro, ensueño
    que fue yo toda -como fue tronco toda hoguera,
    y charco toda nube- en un trasvasamiento
    imperceptible, blando, como un deshojamiento de rosa,
    en un temblor de atravesada mariposa.

    Morir te miro, ensueño,
    como el árbol mirara arder el vicio leño
    cortado de su rama, o pudrirse la hoja

    de cuyo muerto libre saldrá la yema roja.
    Morir te miro, ensueño,
    y tu postrer tristeza es ya casi alegría,
    ¡y tu último suspiro es ya casi esperanza!

    ...Hoja muerta, que vuelves a la tierra madura:
    ¿en qué capullo nuevo, húmedo de ternura,
    renacerás mañana, ensueño en agonía...?

    Fuimos, en sueños compañeros
    Fuimos, en sueños, compañeros:
    la vigilia no nos unió.
    ¡Sólo en los sueños traicioneros
    su pie a mi paso se ajustó!

    Labios gemelos en el ansia:
    ¡no unisteis nunca vuestro ardor!
    Pupilas, astros de constancia:
    ¡nunca rimasteis un fulgor!

    Jamás la diestras se estrecharon;
    los labios sedientos no hablaron;
    pero el juramento existió.

    Nunca las bocas se besaron;
    ¡de los besos que no quemaron,
    brasa fue el doble corazón!