Poema Madrugada de Octavio Paz

Madrugada

de Octavio Paz


Rápidas manos frías
retiran una a una
las vendas de la sombra
Abro los ojos
                         todavía
estoy vivo
                   en el centro
de una herida todavía fresca


Analizar métrica y rima de Madrugada