Poema En la plaza de armas de Ramn Lpez Velarde

En la plaza de armas

de Ramn Lpez Velarde

EN LA PLAZA DE ARMAS

Plaza de Armas, plaza de musicales nidos,
frente a frente del rudo y enano soportal;
plaza en que se confunden un obstinado aroma
lrico y una cierta prosa municipal;
plaza frente a la crcel lbrega y frente al lcido
hogar en que nacieron y murieron los mos;
he aqu que te interroga un discpulo, fiel
a tus fuentes cantantes y tus prados umbros.

Qu se hizo, Plaza de Armas, el coro de chiquillas
que conmigo llegaban en la tarde de asueto
del sbado, a tu kiosko, y que eran actrices
de mueca excesiva y de exiguo alfabeto?

Qu fue de aquellas dulces colegas que rieron
para m, desde un marco de verdor y de rosas?
Qu de las camaradas de los juegos impberes?
Son vrgenes intactas o madres dolorosas?

Es verdad, s el destino casto de aquella pobre
plida, cuyo rostro, como una indulgencia
plenaria, mir ayer tras un vidrio lloroso;
me ha inundado en recuerdos pueriles la presencia
de Ana, que al tutearme deca el t de antao
como una obra maestra, y que hoy me habl con
ceremonia forzada; he visto a Catalina,
exange, al exhibir su maternal fortuna
cuando en un cochecillo de blondas y de raso
lleva el fruto cruel y suave de su idilio
por los enarenados senderos...
Ms no s
de todas las dems que viven en exilio.

Y por todas quiero. He de saber de todas
las pequeas torcaces que me dieron el gusto
de la voz de mujer. Torcaces que cantaban
para m, en la maana de un da claro y justo!

Dime, plaza de nidos musicales, de las
actrices que impacientes por salir a la escena
del mundo, chuscamente fingan gozosos los
de noviazgos y negros episodios de pena.

Dime, Plaza de Armas, de las prvulas lindas
y bobas, que vertieron con su mano inconsciente
un perfume amistoso en el umbral del alma
y una gota del filtro del amor en mi frente.

Mas la plaza est muda, y su silencio trgico
se va agravando en m con el mismo dolor
del bisoo escolar que sale a vacaciones
pensando en la benvola acogida de Abel,
y halla muerto, en la sala, al hermano menor.



Analizar métrica y rima de En la plaza de armas