Poema La cancin del bongo de Nicols Guilln

La cancin del bongo

de Nicols Guilln


Esta es la cancin del bong:
Aqu el que ms fino sea,
responde, si llamo yo.
Unos dicen: Ahora mismo,
otros dicen: All voy.
Pero mi repique bronco,
pero mi profunda voz,
convoca al negro y al blanco,
que bailan el mismo son,
cueripardos y almiprietos
ms de sangre que de sol,
pues quien por fuera no es de noche,
por dentro ya oscureci.
Aqu el que ms fino sea,
responde, si llamo yo.

En esta tierra, mulata
de africano y espaol
(Santa Brbara de un lado,
del otro lado, Chang),
siempre falta algn abuelo,
cuando no sobra algn Don
y hay ttulos de Castilla
con parientes en Bond:
Vale ms callarse, amigos,
y no menear la cuestin,
porque venimos de lejos,
y andamos de dos en dos.
Aqu el que ms fino sea,
responde si llamo yo.

Habr quin llegue a insultarme,
pero no de corazn;
habr quin me escupa en pblico,
cuando a solas me bes...
A se, le digo:
Compadre,
ya me pedirs perdn,
ya comers de mi ajiaco,
ya me dars la razn,
ya me golpears el cuero,
ya bailars a mi voz,
ya pasearemos del brazo,
ya estars donde yo estoy:
ya vendrs de abajo arriba,
que aqu el ms alto soy yo!


Analizar métrica y rima de La cancin del bongo