Poema Pequea Amrica de Pablo Neruda

Pequea Amrica

de Pablo Neruda


Cuando miro la forma
de Amrica en el mapa,
amor, a ti te veo:
las alturas del cobre en tu cabeza,
tus pechos, trigo y nieve,
tu cintura delgada,
veloces ros que palpitan, dulces
colinas y praderas
y en el fro del sur tus pies terminan
su geografa de oro duplicado.

Amor, cuando te toco
no slo han recorrido
mis manos tu delicia,
sino ramas y tierra, frutas y agua,
la primavera que amo,
la luna del desierto, el pecho
de la paloma salvaje,
la suavidad de las piedras gastadas
por las aguas del mar o de los ros
y la espesura roja
del matorral en donde
la sed y el hambre acechan.
Y as mi patria extensa me recibe,
pequea Amrica, en tu cuerpo.

An ms, cuando te veo recostada
veo en tu piel, en tu color de avena,
la nacionalidad de mi cario.
Porque desde tus hombros
el cortador de caa
de Cuba abrasadora
me mira, lleno de sudor oscuro,
y desde tu garganta
pescadores que tiemblan
en las hmedas casas de la orilla
me cantan su secreto.
Y as a lo largo de tu cuerpo,
pequea Amrica adorada,
las tierras y los pueblos
interrumpen mis besos
y tu belleza entonces
no slo enciende el fuego
que arde sin consumirse entre nosotros,
sino que con tu amor me est llamando
y a travs de tu vida
me est dando la vida que me falta
y al sabor de tu amor se agrega el barro,
el beso de la tierra que me aguarda.


Analizar métrica y rima de Pequea Amrica